10 consejos para cuidar tu piel en vacaciones

Uno de los efectos inmediatos de la llegada del verano es el aumento de nuestra exposición al sol. La playa, la piscina y, claro, menos ropa son sinónimo de verano. A largo plazo los efectos del sol pueden ser nocivos y es por esta razón que más vale prevenir y seguir nuestros consejos para cuidar la piel en el verano.

Ya sabemos que el sol nos proporciona una serie de beneficios para nuestro cuerpo como: acción antidepresiva y síntesis de la vitamina D. Sin embargo, también puede causar algún daño a nuestro cuerpo como: manchas, arrugas y cáncer de piel.

Cómo cuidar la piel en el verano

1. Protector solar

Escoge productos de protección solar que te mantengan a salvo de los rayos UV y UVA. Los mejores son los que tienen una base acuosa para evitar que los poros de la piel se tapen. El protector solar debe ser el adecuado para tu tipo de piel. Recuerda que las horas en las que el sol es más intenso y hace más daño es entre las 10:00 y las 16:00. Durante estas horas deberás intensificar el uso de protector solar.

Es muy importante también proteger zonas como el cuello, las manos y el escote que también requieren cuidados. El protector solar debe ser aplicado 30 minutos antes de de exponerte al sol.

2. Ropa adecuada

Usa ropa ligera para cubrir la mayor parte del cuerpo. Las gafas de sol y los sombreros son imprescindibles para ayudar a cuidar la piel en el verano.

3. Hidratar la piel

Es fundamental hidratar la piel varias veces al día ya que las altas temperaturas, el mar, la piscina y todas las actividades al aire libre hacen que la piel se reseque.

4. Alimentación

Una buena alimentación en frutas y hortalizas ricas en vitaminas y nutrientes harán que tu piel luzca radiante, fresca y sana. Estos alimentos son ricos en antioxidantes y nos ayudan a prevenir el envejecimiento.

5. Beber líquidos

Beber muchos líquidos te ayudará a mejorar tu tez y a hidratarla de forma natural y sana.

6. Cuidados

Son importantes los cuidados durante las primeras exposiciones al sol ya que así vas creando una protección natural frente a los rayos ultravioletas.

7. Los días nublados

Durante los días nublados también debemos protegernos del sol ya que los rayos ultravioletas actúan de igual forma.

8. Atención

Si descubres alguna lesión en la piel que haya crecido o no tenías, lo mejor será consultar un dermatólogo.

9. Depilación

Nunca tomes el sol después de depilarte, ya que la piel está mucho más sensible e irritada. Pueden aparecer manchas en el rostro o en el cuerpo. Si tienes planes para ir a la playa o piscina es recomendable que te depiles uno o dos días antes.

10. Perfume y maquillaje

Evita el uso de estos productos cuando estés al sol, porque pueden contener ingredientes químicos que pueden aumentar la aparición de manchas en la piel.

Fuente: ellashablan.com