PRP: Plasma rico en plaquetas aplicado a la medicina estética

El plasma rico en factores de plaquetas -también conocido como PRP-  es una técnica de medicina regenerativa que permite usar los factores de crecimiento presentes de forma natural en las plaquetas de la sangre del paciente para estimular la regeneración de las estructuras de la piel. Se trata de una técnica segura debido a su naturaleza autóloga: es decir, que las plaquetas y sus factores de crecimiento provienen del propio paciente.

Empezó a utilizarse en odontología y en traumatología por su capacidad de regeneración de tejidos, aunque ya se utiliza también con éxito y seguridad en medicina estética. Este tratamiento está indicado para el rejuvenecimiento facial,  su tratamiento y prevención, para la eliminación de microarrugas faciales, manos y escote, para la mejora de la tonicidad cutánea, el aumento de la luminosidad cutánea y mejora de la textura, tacto, tono y brillo facial.

Los tratamientos a base de PRP pueden mejorar en general la calidad de la piel, ya que la liberación de estos factores de crecimiento plaquetarios en la dermis acelera los mecanismos de reparación y estimula la producción de colágeno, lo que se traduce en una menor flaccidez, menos arrugas finas e hidratación profunda. Sus efectos no son inmediatos: empiezan a