Consejos para tu salud bucodental durante el verano

Olvídese de excusas. Estar de vacaciones, comer con más frecuencia fuera de casa o llegar más tarde no son excusas para descuidar la salud bucodental en los meses de verano. Los buenos hábitos son aquellos que perduran en el tiempo. En esta época del año hay muchos alimentos que dañan la boca y en especial los dientes. El primero de ello son los dulces y caramelos con azúcar. Ambos son dañinos porque favorecen la proliferación de las bacterias causantes de las caries.

Las patatas fritas de bolsa, el pan, las pastas y las galletas saladas también provocan caries. La solución es tener siempre al alcance de la mano un colutorio con flúor.  Si abusamos de este tipo de alimentos es recomendable utilizar un colutorio y dentífrico con más flúor del que utilizamos con normalidad. La alternativa es llevar en el bolsillo chicles de xilitol.

En verano la hidratación es uno de los aspectos fundamentales. Dentro del abanico de posibilidades para saciar la sed siempre se cuelan, con el calor, los refrescos y las bebidas isotónicas. Debería pensárselo dos veces antes de abrir una botella ya que estas bebidas bajan el pH de la boca debido a su acidez, lo que favorece la destrucción del