La importancia de una limpieza dental periódica

La rutina diaria y todas nuestras obligaciones pueden provocar que demoremos visitas tan importantes como la de una limpieza dental anual. Una cita con el odontólogo o higienista, rápida e indolora, resulta imprescindible para la salud de nuestra boca, así como para mejorar la estética dental y lucir una bonita sonrisa.

Gracias a la limpieza dental profesional se refuerza y protege el esmalte de las piezas dentales, se elimina la placa que se forma en la unión de los dientes con las encías, las manchas provocadas por el tabaco, café o vino, así como el sarro que se encuentra debajo de las encías o en los dientes. Este último es un depósito duro que se acumula en los dientes cuando la placa bacteriana, compuesta de restos de comida y bacterias, no se elimina a tiempo y se mineraliza convirtiéndose en sarro. Esta sustancia se adhiere al esmalte de los dientes de una forma tan fuerte que sólo puede ser eliminada con una limpieza dental profesional. El sarro favorece la multiplicación de bacterias que ataca a dientes y encías y si no se elimina puede provocar gingivitis (inflamación de las encías), halitosis (mal aliento) o periodontitis, que afecta a los tejidos que