Acido Hialurónico: Rejuvenecimiento facial de efectos inmediatos

El ácido hialurónico es, junto al colágeno, el otro gran producto de relleno de las arrugas. Es más duradero, provoca menos reacciones alérgicas y contribuye de forma eficiente a borrar las arrugas. Es una sustancia presente de forma natural en el cuerpo humano y, por tanto, no provoca rechazo, con lo cual se minimizan los efectos secundarios. Destaca su concentración en articulaciones, cartílagos y en nuestra piel.

¿Para qué se utiliza?

El ácido hialurónico es usado en cosmética y medicina estética, aunque también tiene uso médico y terapéutico, ya que ayuda a regenerar la lubricación natural de las articulaciones. Es especialmente utilizado en lesiones de rodilla y en general para combatir la artrosis.

El ácido hialurónico es una sustancia cristalina y transparente que se caracteriza por su capacidad para almacenar y retener agua. En la piel se encuentra junto con otras sustancias rellenando el espacio entre las diversas fibras. Está presente en gran cantidad en todos los organismos jóvenes y se va destruyendo con el tiempo.

Con el paso de los años comienzan a aparecer las arrugas y la piel se muestra más flácida, esto se debe en gran medida a la pérdida de la hidratación que es producida por la reducción del ácido