Acido Hialurónico: Rejuvenecimiento facial de efectos inmediatos

El ácido hialurónico es, junto al colágeno, el otro gran producto de relleno de las arrugas. Es más duradero, provoca menos reacciones alérgicas y contribuye de forma eficiente a borrar las arrugas. Es una sustancia presente de forma natural en el cuerpo humano y, por tanto, no provoca rechazo, con lo cual se minimizan los efectos secundarios. Destaca su concentración en articulaciones, cartílagos y en nuestra piel.

¿Para qué se utiliza?

El ácido hialurónico es usado en cosmética y medicina estética, aunque también tiene uso médico y terapéutico, ya que ayuda a regenerar la lubricación natural de las articulaciones. Es especialmente utilizado en lesiones de rodilla y en general para combatir la artrosis.
hialuronico 2

El ácido hialurónico es una sustancia cristalina y transparente que se caracteriza por su capacidad para almacenar y retener agua. En la piel se encuentra junto con otras sustancias rellenando el espacio entre las diversas fibras. Está presente en gran cantidad en todos los organismos jóvenes y se va destruyendo con el tiempo.

Con el paso de los años comienzan a aparecer las arrugas y la piel se muestra más flácida, esto se debe en gran medida a la pérdida de la hidratación que es producida por la reducción del ácido hialurónico presente en nuestra piel y también la disminución de la capacidad de nuestro organismo para reponerlo.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Una de las principales propiedades del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua. Por este motivo, su empleo en cosmética de aplicación tópica (cremas) permite rehidratar en profundidad la epidermis de la zona tratada para que su aspecto sea más terso y radiante y, además, al aumentar su grosor y volumen, disminuyan también los surcos de la piel.

Uso en medicina estética

El producto que se utiliza en medicina estética es una sustancia biodegradable. Se presenta en forma de gel y se mezcla con el ácido hialurónico de la dermis para devolverle su volumen inicial. Esta técnica, además de actuar directamente sobre las arrugas, también tiene un beneficio adicional, ya que estimula que nuestra propia piel sintetice a su vez más ácido hialurónico y colágeno.

El producto se presenta bajo forma reticulada (densa) o no reticulada (fluida). La primera es más compacta y estable durante un periodo de tiempo más largo: de 6 a 9 meses o más. La versión fluida permite que los efectos se conserven durante 3 meses, aproximadamente.

¿Qué zonas suelen tratarse?

En medicina estética, el ácido hialurónico se inyecta en función de las necesidades de cada paciente para corregir los signos del envejecimiento. Las zonas más comunes en las que se aplica son:

Contorno y comisura de los labios.

Volumen labial y facial (pómulos).

Arrugas labiales o peribucales (alrededor de la boca).

Surcos nasogenianos (líneas de expresión que van desde a ambos lados de la nariz hacia la boca).

Arrugas perioculares externas (patas de gallo).

Debemos tener en cuenta que el ácido hialurónico siempre debe ser inyectado por médicos especialistas (cirujanos plásticos o dermatólogos) y en centros autorizados. Los resultados con el ácido hialurónico dependerán en gran medida de la precisión del especialista, la calidad del producto y del metabolismo de cada persona a la hora de sintetizar el ácido hialurónico.

La aplicación del ácido hialurónico es un tratamiento rápido, no son necesarios procedimientos quirúrgicos, y solo dependiendo de las zonas se usa anestesia local. Por lo general, no es un procedimiento doloroso aunque es normal que los pacientes sientan alguna molestia durante la aplicación del ácido hialurónico.

Cuando se inyecta el ácido hialurónico de forma adecuada y en la cantidad precisa, los efectos son casi inmediatos y su resultado es bastante natural. Al tratarse de una sustancia que la piel sintetiza por sí misma, sus efectos irán disminuyendo con el tiempo. En función del producto utilizado, el tratamiento con ácido hialurónico tiene una duración de entre nueve y doce meses hasta los dos años.

Relleno con acido hialuronico ¿En qué consiste la sesión?

Una sesión dura aproximadamente 30 minutos. El ácido hialurónico en gel transparente es inyectado en la piel con la ayuda de una jeringuilla muy fina.

Los métodos de inyección del ácido hialurónico son los mismos que para el colágeno. El especialista puede efectuar la infiltración de ácido hialurónico bajo el surco guiándose por la geometría de la arruga. La arruga se rellena, y de este modo los tejidos alcanzan el nivel de la piel adyacente a la arruga.

El ácido hialurónico rellena los tejidos bajo la arruga y devuelve a la piel su aspecto liso y natural. A veces, en función de la zona tratada, el especialista puede proceder a una anestesia local, pero por lo general es un proceso indoloro.