Consejos para mantener la caries a raya

Buenas noticias para los golosos: el atracón de dulces tiene un efecto limitado en el tiempo, por lo que no influye de manera importante en el desarrollo de la caries dental. Eso sí, tal como señalan los expertos, lo que sí que influye en la aparición de caries es la frecuencia con la que se consumen los dulces. En realidad un atracón de dulces es más peligroso para la línea y para los diabéticos, ya que puede desequilibrar su glucosa en sangre.

Así empiezan...

Cada vez que comemos, las bacterias de la placa dental fermentan los azúcares y producen ácido láctico, que es lo que ataca a los dientes, los desmineraliza y puede iniciar la caries.  Así, el azúcar que hemos ingerido no participa en este hecho, solo lo hace el que se queda en la boca después de comer, es decir, una cantidad muy pequeña. Es más peligroso picotear dulces con frecuencia que darse un atracón.
El ácido láctico es neutralizado lentamente por la saliva. Es un proceso que dura horas, por lo que si no se da tiempo a que la saliva haga su trabajo (es decir, cuando se picotea con frecuencia), los periodos de ácido se superponen y el diente sufre una desmineralización creciente.

bebelimpieza

Si hablamos de caries es más peligroso picotear pequeñas cantidades de dulces con frecuencia (basta un caramelo, una "chuche" o una bebida azucarada) que comer una cantidad mayor de una vez. En resumen, un caramelo produce la misma caries que una comida de dos platos y postre.

Claves para reducir el riesgo de caries

  • Disminuir la frecuencia de las comidas.
  • Una correcta higiene dental, un buen cepillado con pasta fluorada y limpiar entre los dientes con la seda o los cepillos interdentales.
  • Identificar el tipo de mancha. La caries inicial no es un agujero ni una mancha oscura, sino una manchita blanquecina que aparece en las zonas del diente donde se acumula la placa bacteriana dental, por lo que puede no despertar sospechas. Si alguien nota que le aparecen manchas blancas en los dientes, debe acudir a su dentista para que determine su origen y el posible tratamiento.
  • En la fase inicial, la caries puede tratarse sin tocar el diente: basta con facilitar su remineralización mediante el tratamiento médico adecuado. Si acudes al dentista y sigues sus consejos, no hará falta "empastar". Por eso es tan importante acudir a revisiones periódicas, aunque no nos moleste nada.

La aparición de caries obedece a los hábitos del día a día. Si las costumbres alimenticias son adecuadas y la higiene dental es correcta, empleando una pasta fluorada y siguiendo controles profesionales periódicos, es posible alcanzar el objetivo de "caries cero".