El peeling y la mesoterapia, claves en la lucha contra las estrías

Combatir el efecto estético de las estrías no es una tarea fácil. Sin embargo, los avances en cosmetología han permitido mejorar los tratamientos de estas lesiones cutáneas, consiguiendo que incluso desaparezcan cuando se tratan en las primeras etapas de desarrollo.

“Las estrías son lesiones que tienen su origen en una pérdida de elasticidad del tejido conjuntivo debido a la ruptura de las fibras elásticas y colágenas que dan soporte a la piel”, explica la doctora Paloma Tejero, vocal de la junta directiva de la Sociedad Española de Medicina Estética.

Esa distensión mecánica puede deberse a la realización de ejercicio físico intenso, dietas pobres en vitaminas y proteínas, periodos en los que se dan alteraciones hormonales, como el embarazo y la pubertad, o el consumo de algunos medicamentos, como los corticoides. Asimismo, existen personas que tienen cierta predisposición a sufrir este tipo de lesiones, que se localizan especialmente en senos, abdomen, cadera y cara interna de los muslos.

Conocer las circunstancias que favorecen la aparición de las estrías puede ayudar a prevenirlas mediante el uso de cosméticos antiestrías que protegen la piel y reducen las secuelas de la distensión. “Entre las sustancias empleadas en este tipo de productos se encuentran el aceite de onagra y la vitamina A y sus derivados, como el retinol. También son útiles los fitoesteroles de soja, el ácido hialurónico y las vitaminas B y C, que estimulan la producción de colágeno”, apunta Tejero.

La especialista recomienda el uso permanente de estos cosméticos ante un embarazo, durante la pubertad o cuando se va a realizar ejercicio físico intenso.

descarga

Antigüedad de la lesión

En el caso de las estrías ya formadas, el tratamiento dependerá de la antigüedad de la lesión. En las etapas iniciales la estría es de color rojo y es posible reducir la lesión hasta hacerla desaparecer. Con el paso del tiempo la lesión se torna nacarada y cicatriza, por lo que es difícil que desaparezca.

El tratamiento de las estrías nacaradas se basa en la exfoliación y la regeneración de la piel. “Para la exfoliación se emplean todo tipo de peelings físicos, como la dermoabrasión o el peeling con láser, y químicos, en los que se utilizan sustancias como el ácido glicólico. El objetivo es rebajar el corte y estimular y favorecer la circulación en la zona. Para repararla se aplican cremas cosméticas y se utiliza la mesoterapia, que consiste en la infiltración en la piel de sustancias que la regeneran. En la estría roja también son eficaces los tratamientos con luz pulsada intensa, que cierra los vasos y estimula la zona para que aparezca piel nueva”.

En cuanto a las estrías nacaradas, el tratamiento base es el peeling, con el que se pretende estimular la circulación y favorecer la regeneración celular. Según indica Tejero, entre las nuevas armas cosmetológicas para la lucha contra las estrías también se encuentran “los parches transdérmicos, que favorecen la acción y penetración de los principios activos”.

Fuente: Elena Escala Sáenz (DMedicina.com)