Las muelas del juicio

Las muelas del juicio son los últimos molares de la boca. Existen 4 y están ubicados a cada lado de los maxilares. Son los últimos dientes en aparecer o erupcionar y esto, generalmente, ocurre cuando la persona tiene entre 16 y 20 años.

Hoy día nos encontramos que con frecuencia la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por los molares que les preceden o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival), lo que produce frecuentemente dolor e hinchazón en la zona.

Las muelas del juicio que emergen parcialmente o erupcionan torcidas, también pueden provocar un apiñamiento doloroso y lesiones en otros dientes. Como los dientes extraídos antes de los 20 años tienen raíces menos desarrolladas y escasas complicaciones, la ADA (Asociación Dental Americana) recomienda que las personas de entre 16 y 19 años consulten al dentista para que el profesional evalúe la necesidad de extraer sus muelas del juicio antes de que causen problemas.

MUELAS-DEL-JUICIO

¿Cómo se extraen las muelas de juicio?

La extracción de piezas dentales es un procedimiento de rutina. Dental Esteve, le recomendará una anestesia general o una anestesia local para adormecer sólo la zona durante el procedimiento quirúrgico.

Después de la extracción de la muela (o muelas), se  le solicitará que muerda una gasa durante 30 ó 45 minutos para detener el sangrado. En ocasiones es necesario coser la herida con algunos puntos que pueden ser reabsorbibles o no. También puede ser necesaria la toma de antibióticos y antiinflamatorios.

Después de la extracción puede haber cierto dolor e inflamación que desaparecerán después de unos días. Usted debe llamar al dentista si tiene dolor agudo o prolongado, inflamación, sangrado o fiebre después de la extracción.

La extracción de las muelas de juicio no debe afectar la mordida o la salud bucal futura.

Visto en www.colgate.es