Los primeros pasos en la salud bucodental infantil

Dr. José Antonio Zafra

Aunque el 99.8% de los niños tienen un cepillo de dientes en casa, no todos se cepillan los dientes todos los días, ya que el 91% lo hace diariamente frente a un 9% que aún no lo hace. En cuanto a la visita al dentista para revisar la boca aunque no exista un problema dental, el 59,2% de los niños y el 55,5% de las niñas han acudido para una revisión rutinaria.

 

cepilladonena ¿Qué es la higiene bucal?

Consiste en la limpieza de todos los restos de alimentos y depósitos bacterianos que se hayan depositado en las superficies de los dientes y tejidos blandos (encías, lengua, paladar y mejillas).

¿Cuándo debe comenzar la higiene bucal?

La higiene bucal debería empezar ya desde el nacimiento, incluso antes de la erupción de los primeros dientes, retirando los restos de leche de las encías y lengua con el frotamiento suave con una gasa humedecida en agua.

¿Cómo debe iniciarse en el cepillado?

En los niños de corta edad, la mayor responsabilidad de esta tarea recae en los padres. Prestar mucha atención cuando comienzan a aparecer los primeros dientes, hay que tener un cepillo pequeño, de cerdas suaves para comenzar la higiene de los dientes, conviene no mojar el cepillo en agua para no disminuir la capacidad de arrastre de la placa bacteriana y, si se añade pasta dentífrica será una fluorada en una cantidad mínima (del tamaño de una lenteja), existen muchas en el mercado, hay que elegir una que tenga un sabor agradable para que no la rechace. Es importante hacerlo como un juego más, dejando que vea cuando se cepillan los adultos para que se produzca el aprendizaje por imitación. En los primeros años, no puede tener la destreza necesaria para hacerlo bien por si mismo, por ello habrá que ayudarle, aunque se le puede dejar que “juegue a cepillarse”. De esta forma irá convirtiéndose en un hábito que puede ser estimulante. Es recomendable usar cepillos de colores llamativos, algunos tienen figuras de animales en el mango, eso puede ayudar a llamar su atención y hacerlo más divertido.

Técnica y frecuencia del cepillado

Primero limpiar los dientes con el cepillo seco, sin añadir pasta dentífrica, de esta forma se ven perfectamente las superficies de los dientes, la zona más importante es la línea de las encías, en la unión de los dientes con las encías, cepillando desde la encía hacia la parte de los dientes que muerden contra los de la arcada contraria. Una vez que se ha hecho una pasada por todas las superficies se puede añadir una pequeña cantidad de pasta para hacer una segunda limpieza por todas las zonas. Lo ideal es cepillarle después de cada toma de alimento, pero si por circunstancias de comida en la guardería o colegio no fuese posible hay que hacerlo por lo menos dos veces al día, después de la cena y del desayuno.

 ¿A partir de que edad se recomienda el uso de seda dental?

A partir de los dos años el niño ya tendrá toda la dentición de leche al completo, para limpiar bien entre los dientes es imprescindible usar la seda dental, de lo contrario, de las cinco superficies que tiene un diente dos no se limpiarían correctamente, que son las que contactan con los dientes vecinos. En los primeros años el niño no puede tener la destreza necesaria para hacerlo sin ayuda, por eso es necesario que un adulto le ayude cada día hasta que pueda efectuarla por si solo.

Los suplementos de flúor son aconsejables? En las localidades en que el agua de bebida no tiene la cantidad de flúor suficiente es necesario darle un aporte complementario. Lo hay en pastillas y en gotas, para saber la cantidad necesaria deberá consultar con su dentista, Una cantidad elevada también es perjudicial para la salud, por ello hay que evaluar muy bien los distintos aportes que recibe a lo largo del día.

 ¿A qué edad se tiene que hacer la primera visita al dentista?

La primera vez que debe acudir al dentista será lo antes que se le pueda manejar para que colabore y se le pueda explorar aunque sea brevemente. Es preferible que sea alrededor de los dos años de edad, cuando ya se ha completado la erupción de la dentición de leche. Lo aconsejable es que la frecuencia de las revisiones sea cada seis meses.

 ¿Existe alguna técnica para preparar la primera visita al dentista?

Para que acuda de una forma positiva y agradable a esta primera visita deberá prepararse con antelación, explicándole de forma amena como es el sitio que visitará, es imprescindible recurrir a la fantasía, mencionando que es una situación de “niño mayor”, contándole que los mayores van muchas veces y que le tratarán con cariño, le contarán todos los dientes y le darán un premio por buen comportamiento. No hay que mencionar nunca que no le van a pinchar o que no le harán daño. Si se citan las palabras daño, aguja, etc. en su mente ya está la opción de que puede ocurrir y, el miedo a lo desconocido hará el resto.


nenadentista

¿Debe pasar el niño acompañado en la primera visita?

En esta primera visita el niño pasará acompañado a la sala de exploración, allí se le explicará brevemente para qué es la luz con la que se le verá y el dispositivo para secar los dientes, así como el espejo dental, y es deseable que se le pueda sentar a él solo en el sillón dental. Esta consulta deberá ser breve para evitar el cansancio e ir ganando su confianza. ¿Si hay que practicarle algún tratamiento se le hará en esta primera visita? La primera visita es sólo para la exploración, que vaya cogiendo confianza con las personas y el lugar, que vea al dentista y su equipo como unos amigos que cuidan su boca. Si hubiese que realizar algún empaste, sellador o cualquier tratamiento, es preciso posponerlo para otra cita. Es fundamental que no identifique la visita con tratamiento, lo mejor es crear el hábito de la revisión periódica para prevenir la aparición de patologías y, evitar de esta manera que haya que tratar.