Los niños son los reyes en casa.  En el Instituto implantológico DENTAL ESTEVE lo son todavía más, porque tenemos muy claro que con los niños todavía estamos a tiempo de prevenir las futuras enfermedades bucodentales que les acechan. Por ello, a los niños lo último que se les debe de hacer es daño durante el tratamiento, hay que tener mucha paciencia y hay que ir ganándose su confianza poco a poco, para que la clínica dental se convierta para ellos en lugar agradable, donde “te arreglan los dientes” y donde vive “el Ratoncito Pérez”.

paciente_preferido

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *