Peeling químico: Recuperación estética sin cirugía

Con los años es inevitable que aparezcan en la cara muchas arrugas, ya sean arrugas de expresión o bien las arrugas normales que salen a cierta edad. Surcos, bolsas, patas de gallo… Todos estos signos de la edad pueden ser tratados con los tratamientos estéticos que existen hoy en día, como el peeling químico.

Es cierto que muchas personas utilizan cremas y cuidados que atrasan la aparición de arrugas, pero por muy buenas que sean esas cremas, llega un momento en que si de verdad quieres eliminar en profundidad las arrugas, debes utilizar métodos estéticos profesionales y contrastados.

En esta ocasión queremos hablaros del peeling químico, un procedimiento seguro y mediante el cual no es necesario pasar por el quirófano (a no ser que sea muy agresivo). El peeling químico es el encargado de realizar una limpieza profunda de la piel más exterior que tenemos, y deja que “piel nueva” crezca, haciendo vernos mucho más radiantes. Vamos a explicaros con detalle cómo se realizan estos peelings químicos, sus principales ventajas, y qué podemos esperar de ellos.

PEELING

¿Qué se busca con los peelings químicos?

Como decimos, es la piel más superficial la que refleja todas las arrugas, manchas y cicatrices.

Lo que buscamos es deshacernos de esa piel. Como sería imposible eliminarla por otros métodos sin dejar grandes cicatrices (imaginad ese mismo procedimiento con un bisturí), lo que se utiliza es algo que “queme” esa piel para que las capas más internas de ésta salgan a flote, consiguiendo una piel totalmente renovada y con muchas menos arrugas.

Hablando en un lenguaje más natural, es como una especie de exfoliación pero más intensa. Como comprenderéis, no todo el mundo puede realizar este tratamiento, lo ideal es que sea un médico profesional quien aplique los productos necesarios para que esa exfoliación se lleve a cabo con total seguridad. Siempre debemos acudir a profesionales cualificados, que tras estudiar con detenimiento nuestro caso, lleven a cabo el tratamiento de forma segura y precisa, para que los resultados sean lo más grato posible.

Con el peeling químico disminuiremos notablemente las arrugas, pero también es posible que eliminemos algunas manchas de la piel (pequeñas manchas) a las que tengamos manía y queramos quitar de nuestro rostro, o pequeñas cicatrices derivadas del acné. Además, el peeling químico también puede ser utilizado en casos de acné. Eso sí, debes consultar con un médico dermatólogo y que te explique si en realidad puedes hacerlo o no, porque en los casos agudos de acné primero suelen recetar otros tratamientos que te vendrán mejor, para dejar el procedimiento de peeling para más adelante.

En el caso de las arrugas, es normal que con el paso del tiempo vuelvan a aparecer (al fin y al cabo seguimos envejeciendo), pero con las manchas de la cara es poco probable que reaparezcan.

¿Cómo se realiza este peeling?

Si es un peeling muy superficial, se puede realizar en la misma clínica estética. El médico exfoliará tu cara en un primer paso para asegurarse de que luego el peeling penetrará con mayor eficacia. Luego aplicará una serie de productos químicos y estará al tanto de la reacción que hacen en tu cara, para evitar quemaduras graves y reacciones adversas.

En el caso de que quieras realizar un peeling más agresivo, es muy normal utilizar un quirófano para ello (aunque en realidad no se utilice para lo que es propiamente operar), pero así estarás mucho más segura durante el procedimiento.

En todos los casos, se aplica anestesia local para evitarte molestias, y más en el segundo caso, donde también puedes solicitar una pequeña sedación. De todas maneras puedes hablarlo tranquilamente con el médico y así que te explique cuál es su opinión al respecto y qué tipo de peeling químico es el que más necesita tu rostro.

Peeling (1)

El peeling químico tiene la ventaja de que no necesitas utilizar bisturí para acabar con esas arrugas, por lo que no quedará ninguna cicatriz visible. Además, gracias a la anestesia local, no te enterarás del proceso y podrás volver a casa ese mismo día (a no ser que te sitúes en el caso del peeling profundo en el cual quizás tengas que pasar una noche en el hospital, aunque es bastante raro). Lo que más molesta a las personas que se someten a un peeling químico, y ahí entramos en el campo de las desventajas, es su recuperación.

Las personas que se sometan a un peeling químico tendrán la cara enrojecida, y a muchas de ellas les da vergüenza salir a a calle así. Lo más normal es que te recomienden estar unos días a reposo en casa, sin realizar grandes esfuerzos, y que no te dé el sol mucho en la zona donde se ha realizado esa exfoliación. Además te recomendarán alguna crema que tendrás que ponerte cuando te lo diga el médico, así cómo algún cuidado extra.

De todas formas, la recuperación de estos peelings tampoco es que sean muy incómodas. El tener que dar explicaciones del por qué tienes la cara enrojecida y alguna ligera molestia es lo máximo que vas a sentir, por lo demás es totalmente seguro, y más si te lo realiza un buen médico en su campo, como los profesionales de Dental Esteve.

Al pasar unos días, y ya totalmente recuperada, notarás que la piel de tu cara está totalmente renovada, y que las arrugas y manchas que antes tenías ahora ya no están. Con el peeling se puede conseguir este resultado en muy poco tiempo, haciendo que merezca la pena.

Si deseas más información, contacta con nosotros en nuestras clínicas de El Campello y Petrer. Puedes hacerlo en persona (Avda. Generalitat, 15-17. Local 1 en El Campello) o Petrer (C/ Pais Valenciano nº 8)  a través del teléfono (966 37 18 20 El Campello y 965 37 55 07 en Petrer) o rellenando este formulario, que te contestaremos en un plazo breve.