Problemas dentales; múltiples soluciones

La falta de dientes puede afectar la forma en que el conjunto del resto de sus dientes muerde. Los dientes restantes pueden inclinarse y desviarse hacia los espacios vacíos y los alimentos pueden quedar atrapados en estos vacíos, lo cual aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Cuando faltan muchos dientes, los músculos faciales pueden perder tonicidad, lo cual afecta el habla y la apariencia.

Los dientes de reposición se confeccionan de modo que sean lo más parecido posible al color de tus dientes naturales.

ortodoncistas

OPCIONES DE TRATAMIENTO

Si te faltan dientes, es posible que elijas no hacer nada y dejar el espacio vacío. O bien, es posible que quieras reemplazar los dientes que faltan. Existen varias opciones de tratamiento diferentes disponibles.

Dentaduras postizas (dientes artificiales). Son soportes extraíbles de plástico o metal con dientes artificiales.

Puentes. Son dientes artificiales fijados a los dientes naturales adyacentes.

Implantes dentales. Son "elementos" de metal  colocadas en el hueso maxilar, a las que se sujeta o atornilla una dentadura postiza o un puente.

El tratamiento más adecuado dependerá de la cantidad de dientes que falten, dónde se encuentran los espacios vacíos y el estado de los dientes restantes. Tu dentista te ayudará a decidir cuál opción es mejor para ti.

DENTADURAS POSTIZAS

Después de extraer los dientes, se necesitan varios meses para que el hueso maxilar y las encías sanen completamente. Durante este tiempo, tu dentista puede hacerte una dentadura postiza de plástico temporal. Estas pueden hacerse y usarse incluso a partir del mismo día que le extraen los dientes.

A medida que tu mandíbula sana, la dentadura temporal se irá aflojando y puede necesitar ser ajustada. Puede llevar hasta seis meses para que tu hueso maxilar y tus encías se estabilicen. Cuando esto ocurra, el dentista podrá colocarte tu dentadura o puente permanente.

Dentaduras postizas parciales

Una dentadura postiza parcial se puede utilizar para reponer uno o más dientes faltantes. Una dentadura parcial es un soporte (placa) con varios dientes artificiales.

original-1

Hay diferentes tipos de dentaduras postizas parciales, pero suelen consistir en una placa de metal y/o plástico, con dientes artificiales de plástico o porcelana. Las dentaduras parciales a menudo tienen ganchos metálicos. En lo posible, estos ganchos se ocultan para que no se puedan ver al sonreír o al hablar. Alternativamente, tu dentista puede recomendarte dentaduras postizas parciales flexibles (o blandas). Estas se adaptan a la forma de tus dientes y encías y pueden usarse cuando es difícil o imposible adaptar una dentadura postiza de plástico o metal.

Las dentaduras postizas completas (o enteras) son necesarias cuando no quedan dientes en el maxilar superior o inferior. Generalmente consisten en una placa de plástico con dientes de plástico.

Las dentaduras postizas superiores completas cubren el paladar (techo de la boca). La succión creada por una capa muy delgada de saliva entre el paladar y la dentadura, la mantiene firmemente en su lugar. Sus músculos faciales y la lengua también ayudan a mantenerla en su lugar.

Las dentaduras postizas inferiores completas, a menudo son más difíciles de mantener en su lugar porque la parte inferior de la boca se mueve mucho, y la cresta donde los dientes solían estar encoge con la edad.

Sin embargo, las buenas dentaduras deberían ajustarse bien a la boca y no deberían requerir el uso de pegamento (adhesivos).

Acostumbrarse a las dentaduras postizas

Es muy importante ser realista con respecto a las expectativas que se tienen de las dentaduras postizas. Acostumbrarse a ellas llevará su tiempo. te ayudarán a comer, hablar y sonreír con confianza, pero incluso las mejores dentaduras no se sentirán igual a los dientes naturales.

Para empezar, tu boca puede sentirse un poco dolorida y con molestias. tu dentadura postiza debería comenzar a sentirse un poco más segura a medida que te acostumbres a ella. Tu dentista te programará una cita de revisión, una o dos semanas después de colocar su dentadura nueva. Si tiene algún problema, el dentista podrá hacerte los ajustes necesarios a su dentadura postiza.

ZZ5965E491

Al principio, puede resultarte difícil pronunciar algunas palabras, pero por lo general esto mejora con el tiempo.

Acostumbrarse a comer con tu nueva dentadura también lleva tiempo por lo que es mejor comenzar con alimentos blandos. Trata de usar los dos lados de la boca al mismo tiempo. Esto ayudará a mantener la dentadura en su lugar.

El cuidado de su dentadura y su boca

Cepilla el resto de tus dientes naturales dos veces al día con una pasta dental con flúor. Aunque tengas una dentadura postiza completa, es importante limpiar tus encías, lengua y paladar con un cepillo suave.

Limpie tu dentadura postiza después de cada comida con un cepillo suave y jabón. Es una buena idea cepillarla sobre un recipiente con agua para evitar dañarla si se le cae. Asegúrate de limpiar todas las superficies de tu dentadura postiza, incluyendo las áreas que se apoyan contra las encías.

Por las noches, debes sacarte la dentadura y colocarla en un vaso de agua o una solución limpiadora para dentaduras. Si tu dentadura postiza tiene ganchos de metal o material blando es más delicada por lo que debes preguntarle a tu dentista antes de utilizar alguna de las soluciones limpiadoras para dentaduras.

No sumerjas la dentadura postiza en ningún tipo de lejía o agua muy caliente, ya que esto la puede debilitar y cambiar su aspecto.

Si tu dentadura se desgasta o queda mal ajustada puede provocarle irritación y molestias. El ideal es que te vuelvas a hacerse la dentadura postiza antes de que surjan estos problemas. Aunque no tengas ningún diente natural, debes ir al dentista con regularidad para que le revise y pueda evaluar el ajuste de tu dentadura postiza y detectar cualquier tipo de infección u otras enfermedades en una etapa temprana.

implantes-dentales-rpf-IPuentes

Si solo te faltan uno o dos dientes, tu dentista puede recomendarte un puente  Sujetan un diente artificial (o dientes) a los dientes naturales que se encuentran a ambos lados u ocasionalmente a un solo lado del espacio vacío.

Los puentes son de porcelana y/o metal. Hay muchos diseños de puente. Los dientes naturales a ambos lados del espacio se preparan especialmente para poder ajustar las coronas en la parte superior. En el espacio entre las coronas se coloca un diente artificial fijado en forma permanente a ellas.


Los puentes se adhieren con cemento, por lo que no pueden extraerse para su limpieza. Para mantener tus dientes naturales sanos, deberás limpiar el hueco debajo del puente con un hilo dental especial. Pide a tu dentista o higienista que te enseñe cómo usar el hilo dental debajo de su puente. En promedio, los puentes duran entre cinco y diez años.

Implantes

Un implante dental es una varilla metálica (de titanio o aleación de titanio) que se coloca en su hueso maxilar para sujetar un diente (o dientes) falso en su lugar. Durante el transcurso de varios meses, tu hueso maxilar se fusiona con la varilla metálica. Las dentaduras postizas o los puentes se pueden atornillar o sujetar al implante.

Las dentaduras postizas y los puentes que se sujetan con implantes suelen ser muy seguros. Los implantes duran por lo menos 10 años.

Los implantes pueden ser costosos y requerir cirugía. Es necesario tener encías sanas, y si fumas, tu dentista puede no recomendarte implantes, ya que el fumar puede afectar el éxito del tratamiento.