Salud bucodental y su relación con la salud en general

Un informe de la Dirección General de Salud Pública en EE.UU. sobre salud bucal afirma que una buena salud bucodental es esencial para conservar la salud general del individuo. Particularmente en el caso de las mujeres, un gran número de investigaciones han relacionado la enfermedad de las encías con una variedad de problemas de salud general, debido a que la enfermedad de las encías es una infección bacteriana, y las bacterias pueden ingresar en el torrente sanguíneo y convertirse en un factor causal de otras complicaciones de salud.

Enfermedades cardíacas:Las personas con enfermedad de las encías presentan un mayor riesgo de alteraciones cardíacas con casi el doble de probabilidades de padecer un ataque cardíaco fatal. Las enfermedades cardíacas constituyen el factor número uno de fallecimiento de mujeres norteamericanas.1
Infarto:Un estudio identificó una relación superficial entre las infecciones bucales como factor de riesgo de infartos.

Diabetes:Las personas que padecen diabetes son más propensas a tener enfermedades de las encías y éstas pueden dificultar los controles de azúcar en sangre. La enfermedad gingival o de las encías puede ser un factor de riesgo para la diabetes, inclusive para individuos sanos.
Problemas respiratorios:Las bacterias que proliferan en la cavidad bucal pueden viajar a los pulmones provocando enfermedades respiratorias como neumonía, especialmente en las personas con enfermedad de las encías. Debido a que la enfermedad de las encías es indolora, un gran número de mujeres no se da cuenta de su presencia hasta que la misma no alcanza un estado avanzado. La mejor manera de prevenirla es el cepillado y la limpieza con hilo dental diarios, así como la visita periódica al odontólogo.

gingivitis

¿Cómo debe cambiar mi salud bucal a través de la vida?

Las mujeres deben realizar prácticas especiales de higiene bucal, ya que los cambios en los niveles hormonales durante la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia afectan el modo en que las encías reaccionan ante la placa que se deposita en los dientes. En esos períodos, las mujeres deben ser especialmente cuidadosas con el cepillado y la utilización del hilo dental todos los días para evitar la enfermedad de las encías.

Otra información de importancia:

Menstruación: —algunas mujeres notan que sus encías se inflaman y sangran antes de su período, mientras otras experimentan herpes labiales o aftas. Estos síntomas suelen desaparecer una vez que comienza el período menstrual. Uno de los efectos colaterales más comunes de los anticonceptivos orales son las encías inflamadas.

Embarazo: — los estudios realizados han demostrado que un gran número de mujeres embarazadas padece "gingivitis del embarazo". Los síntomas son encías sangrantes, inflamadas y enrojecidas. El cuidado de la salud bucal en la embarazada es especialmente importante.

Menopausia: — las encías inflamadas o enrojecidas, dolor bucal y molestias, sensaciones de ardor, alteración del gusto y sequedad bucal son síntomas bucales frecuentes durante esa etapa de la vida de las mujeres.

Osteoporosis: — un número importante de estudios sugiere que hay una relación entre la osteoporosis y la pérdida de hueso en los maxilares. Los investigadores sugieren que esto podría derivar en la pérdida de dientes, debido a que disminuye la densidad del hueso que los sostiene. Cuando se encuentra combinada con la enfermedad de las encías, la osteoporosis acelera el proceso de pérdida ósea alrededor de los dientes.

Profesor Ignacio Corral Pazos de Provens

Visto en Colgate.es