Un tratamiento estético para cada edad

Quien más quien menos ha pensado alguna vez en la posibilidad de someterse a algún tratamiento estético para acabar con ese problema de nuestro rostro que tanto nos disgusta: manchas, acné, arrugas, flacidez,... Y, en este ‘quien más quien menos’, también hay que incluir a los hombres que, en los últimos años, han reconocido, por fin, que el interesarse por el cuidado de la imagen personal no significa ser menos masculino.

Pero al margen de estas consideraciones es bien cierto que, en muchas ocasiones, no sabemos ni qué tratamientos existen, ni cuál puede ser el más apropiado para nuestra edad o tipo de piel ni cuándo es la mejor época para realizarlo. Pues bien, primera regla de oro: debes acudir a la consulta de un especialista para que, previo estudio particular de tus necesidades concretas, te indique cuál te conviene más.

Una vez aclarado este importante punto, los expertos de Dental Esteve y a modo de información general, te ofrecen una pequeña guía de cuáles son los métodos más eficaces:

tratamientos-faciales-botox-guadalajara

En la década de los 20. Una cosa está clara; para gozar de un aspecto joven y saludable no hay nada mejor que adoptar hábitos sanos desde edades tempranas: seguir una dieta equilibrada, practicar ejercicio regularmente y limpiar e hidratar la piel.  Los tratamientos recomendados:

-Peelings superficiales o medios: corrigen manchas, secuelas de acné y eliminan arrugas finas. Consiste en la aplicación de sustancias químicas que renuevan las capas de la dermis. El resultado: una piel más fina y uniforme. Se recomienda un mínimo de tres sesiones y la mejor época del año para someterse a ello es el otoño, el invierno y la primavera.

En la década de los 30. Es, sin duda, un momento de plenitud y madurez personal, pero es ahora cuando comienzan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento. El Tratamiento recomendado:

-Rejuvenecimiento facial: El rejuvenecimiento facial es un tratamiento global que aplicamos en la Clínica Dental Esteve. Su objetivo es el retraso en el envejecimiento de las células faciales, utilizando diversas técnicas. Técnicamente, se trata de eliminar parte de la dermis y la epidermis, y así, la fabricación por parte del organismo de elastina y colágeno, hace que la piel se vuelva más suave y firme.

En la década de los 40. Es una de las mejores épocas para someterse a un tratamiento estético porque la piel es muy agradecida. Tratamiento recomendados:

-Antiaging facial (PRGF): es una de las últimas novedades en rejuvenecimiento facial. Consiste en inyectar plasma extraído de la propia sangre. Este plasma es sometido a una centrifugación controlada para separar sus distintos componentes y extraer el plasma rico en factores de crecimiento, que se inyecta en la cara, cuello y escote. El resultado: se potencia la regeneración de los tejidos y en muy pocas sesiones (tres sesiones el primer año) se consigue un aspecto más joven. Este tratamiento se puede realizar en cualquier época del año.

-Acido hialurónico:  Tiene múltiples efectos gracias a los que se pueden diferenciar tres grandes grupos según su función: como lubricante, por su acción regenerativa, cicatrizante, antiinflamatoria, bacteriostática y de capa protectora ante infecciones, y por último por su capacidad de absorción de agua.

cosas-a-considerar-antes-de-hacerte-una-cirugia-plastica-11 (1)

En la década de los 50. En esta época los cambios hormonales provocan una aceleración de los signos de envejecimiento. Tratamientos recomendados:

-Lipoescultura: La Lipoescultura es una técnica u operación de cirugía estética para eliminar los depósitos de grasa entre la piel y el músculo, consiguiendo una mejora en el contorno corporal de forma permanente. Se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo como el abdomen, piernas, brazos, nalgas, rodillas, papada e incluso el pecho masculino.

-Trasplante capilar. A estas edades la pérdida de cabello ya es evidente en los hombres. Hay un tratamiento específico; el transplante capilar. Consiste en extraer las unidades foliculares de los laterales y parte de atrás de la cabeza donde los folículos permanecen de por vida  y se implantan en la parte superior de la cabeza. El hecho de que la persona conserve cabello a los lados y parte posterior no significa que el paciente sea consciente de lo que puede conseguir y es muy importante que le médico tenga la capacidad de poder hacerle entender a cada paciente cuales son las expectativas que puede alcanzar de acuerdo a la superficie a cubrir y la zona donante que dispone

En la década de los 60. A estas edades los tratamientos son también muy variados. Incluso, dependiendo de los casos y necesidades se pueden combinar para lograr resultados más visibles y duraderos.